Lo romántico y lo bohemio de Griselda

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Griselda Tovar es una dama que siente gran afecto por esa corriente de la moda donde lo étnico, lo romántico y lo clásico se dan la mano. Ella es diseñadora de accesorios, oficio que asumió después de estudiar artes plásticas en la escuela Cristóbal Rojas, de Caracas, donde se dejó seducir por el trabajo de Alirio Oramas, Jesús Soto y Carlos Cruz Diez. Pero ella también ve la moda como un negocio, razón por la cual invitó a sus amigas a la inauguración de la tienda que abrió en el CCCT, un espacio marcado por un aire bohochic.

Para el obsequio seleccionó una original propuesta que se salió de lo cotidiano, dándole a los pasapalos un toque sofisticado sin perder su esencia ni su sabor. De esta manera Griselda hizo una puesta en escena integral, donde nada rompía la delicadeza de los trajes que se veían en los percheros.

Los lirios y las astromelias blancas subrayaban el estilo Shabby chic, donde abundan los tonos neutros como el blanco, el marfil y el beige, los preferidos de la anfitriona de este encuentro, que con orgullo mostró las piezas donde los encajes se destacan, así como los bordados, propios para una ciudad donde el verano es eterno.