Río de Janeiro fuente de inspiración

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El instituto Cultural Brasil Venezuela (ICBV) inauguró la primera exposición fotográfica del conocido pintor español Adrián Pujol. Fue en su nueva sede de la urbanización Altamira bajo la curaduría de las artistas Sagrario Berti y Maitena de Elguezabal, profesionales de destacada trayectoria.

En la muestra titulada Río en silencio, el color de la memoria, Pujol utiliza una cámara digital como herramienta que le permite seleccionar colores, destacando el amarillo para manchar, resaltar y al mismo tiempo ocultar o velar parte de la escena a fotografiar.

La pintura ha sido el medio central de la producción artística del creador y según Sagrario Berti, quien ha escrito los textos que acompañan la misma, “estas obras son sui generi y a través de ellas pareciera que Pujol formula el principio físico químico de la fotografía analógica. La inversión de negativo a positivo en la escala cromática, reproduce en algunos casos los colores complementarios del negativo a color de base trasparente”. En pocas palabras, emplea una cámara con la cual capta la cotidianidad de los habitantes y turistas en las playas de Ipanema y otros espacios públicos en Río de Janeiro.

Más allá de la utilización de óleos y resinas sobre lienzos, el artista ha domesticado, a lo largo de su obra, otros materiales como tintas en planchas metálicas para realizar obras gráficas, arcillas en escultura, tornos y hornos en la elaboración de cerámicas.

Nació en Palma de Mallorca donde cursó estudios en la Escuela de Artes y Oficios y posteriormente lo hizo en Barcelona y Cádiz.