Un “sí quiero” íntimo en Mónaco

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Tras las fotos que dejó ver, Lauren Santo Domingo, tía de Tatiana en Instagram donde la hoy señora de Casiraghi aparece junto a sus amigas celebrando a bordo del yate Pachá III en aguas monegascas, no se obtuvo mucha información sobre su boda con Andrea, el hijo mayor de Carolina de Mónaco ya que previamente estaba prohibido el uso de cámaras y teléfonos móviles, sin embargo algunos invitados colocaron fotos personales en la redes sociales.

La ceremonia civil tuvo lugar en el salón del Trono. Como en toda celebración nupcial, después de firmar el acta hubo aplausos y felicitaciones a la pareja que quiso preservar estos momentos en la intimidad y revelar que no les interesa mantener una relación con la prensa, como lo expresara hace uno días la propia Tatiana.

La página nicematin.com señaló que la fiesta tuvo lugar alrededor de la piscina del Palacio de los príncipes de Mónaco.

Entre las invitadas estuvieron Alexia Nied, Eugenie Niarchos, Dana Alikhani, Bianca Brandolini d’Adda y Gerogina, Lauren Santo Domingo y Olimpia Scarry, además de los familiares de la pareja que lleva 8 años de relación y tienen un hijo, Sasha, de seis meses.

Otra información que se pudo conocer es que la boda religiosa será en enero y la harán coincidir con el bautizo de su primogénito, quien gracias al matrimonio pasa a ser hijo legítimo y tener derecho al trono de Mónaco, lo que perdería cuando los príncipes Alberto y Charlene tengan descendencia.

Julio Mario Santo Domingo III, hermano de la novia estuvo dentro de los invitados, quienes lucieron lentes tipo espejo. En cuanto a las tonalidades de la decoración, prevalecieron el rojo y el blanco.

Con este ambiente hippie no extraño que el atuendo de Tatiana fuese hippie pues es estilo preferido. En la cabeza llevó una discreta diadema de flores azules y blancas. Completó su arreglo unas sandalias sin nada de tacón.

La comida se sirvió acompañada de cerveza, no se confirmó si esta era monegasca o provenía de la fábrica de los Santo Domingo. Se dice que se compraron varios barriles para refrescar a los invitados. En la noche, unos 250 amigos de los novios los acompañaron a la celebración, animada por música caribeña y africana. Para bailar estuvo el soul, rock y pop, detalló nicematin.com.

La familia de Tatiana es dueña de Avianca, la cadena Caracol, el periódico El Espectador y el operador de telefonía Celumovil, la fortuna, según Forbes, se estima en unos 8.400 millones de dólares.