Tarde para celebrar el arte

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La actividad plástica no se detiene en Caracas. Gracias a la presencia de varias salas privadas, como la Galería La Cuadra, los artistas representantes de la vanguardia y que desean dar rienda suelta a su creación de una manera libre y sin ataduras encuentran allí lugar.

Miguel Miguel, curador de la exposición de Rafael Rangel señala que “en su obra el artista se apodera de lo industrial para presentarlo de una manera enigmática”. Son fotografías, relieves, esculturas e instalaciones donde ordena los elementos de tal manera que los desvincula de lo utilitario.

La inauguración se llevó a cabo en horas de la tarde, lo que congregó a los amigos, seguidores y admiradores del artistas en un vernissage entrañable.

Los asistentes se deslumbraron con el brillo metálico de algunas piezas pero también comentaron las fotografías, donde la forma y el color son lo importantes, más allá del significado objetivo de la obra. En estas piezas Rangel revela su capacidad para despistar ya que a primera vista parecieran pinturas.

Mientras se recorrían las salas se comentaba cada trabajo, para terminar en la tertulia, acompañados de un tinto de verano con el que se brindó.