Pop lírico en la embajada de Italia

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El embajador de Italia, Paolo Serpi, y su esposa, María Gabriela Echeverría de Serpi invitaron a la presentación del Grupo Ankora, que tuvo lugar en la residencia oficial.

Esta vez, la terraza se transformó en sala de concierto por donde desfilaron los integrantes del grupo: Manuel Arvelaiz, Francisco Morales, Franklin De Lima y Diego Puentes. Que fuese un concierto privado no disminuyó en ninguno de ellos el deseo de entregar lo mejor de sí en las interpretaciones del programa con arias de Gioachino Rossini, Giacomo Puccini y Giuseppe Verdi. Los aplausos ameritaron un bis, lo que justificó su nombre Ankora, que en italiano (ancora) significa otra vez. El barítono, los tres tenores y la pianista Franca Ciarfella justificaron los aplausos. Al concluir los invitados se acercaron a ellos para felicitarlos y conocer un poco más de su trayectoria y futuros conciertos.

Para los esposos Serpi, nuevamente anfitriones a un encuentro donde el arte es protagonista, fueron los agradecimientos por respaldar a estos jóvenes que representan a Venezuela internacionalmente en le plano lírico y por regalar a sus amigos una nueva oportunidad de disfrutar de una tarde donde el estrés no tuvo cabida. Fue una oportunidad única para recordar a ese gran genio de la ópera y la música universal, Verdi, de quien precisamente este año se celebran los 200 años de su nacimiento.

Mientras que el grupo Ankora era el objetivo de las cámaras, los invitados brindaron con los dueños de casa. Una vez más la música volvió a reinar en Blandín como lo hiciera en la época del padre Sojo.