Más que canciones, es una crónica

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La Fundación Herrera Luque invitó a uno de sus encuentros literarios, que en esta oportunidad más que hablar se cantó, pues ofreció una tarde donde se recordaron, no solo las composiciones de Luis María Billo Frómeta, sino que se habló de su historia, como músico y como ser humano.

Esta puesta en escena se titula Las canciones de Billo, que dirige Federico Pacanins; con la participación de Magdalena Frómeta, hija del cantor de Caracas, quien en primera persona da un toque íntimo a la obra; y el acompañamiento de Los Retropicales, agrupación que se especializa en el repertorio de Billo, por lo que ellos mismos se denominan “billistas”.

Aquella tarde sabatina, los asistentes a la Biblioteca Los Palos Grandes, disfrutaron y recordaron las melodías que han hecho bailar a los venezolanos.

Magdalena se encargó de subrayar el amor que el maestro Billo sentía por Caracas, que sin ser su ciudad natal le regaló más de una composición que hoy siguen siendo los himnos de la capital. Canto a Caracas, En Caracas y Sueño Caraqueño, que no pierden vigencia y proseguirán siendo las preferidas por los capitalinos para describir a su ciudad.

Este espectáculo se presenta los viernes, sábado y domingo en la sala Teatrex, urbanización El Bosque, Av. El Empalme, Torre Fedecámaras. Además de conocer anécdotas del maestro y disfrutar de la calidad musical de Los Retropicales, desfilan por el escenario, estrellas invitadas: Memo Morales, Mirla Castellanos, Mirtha Pérez, Estelita del Llano, Delia y Tania de Venezuela. Una obra para no perdérsela.