OMAR LARES

13015789_copia.520.360– ¡LOS 100 SINIESTROS DE MADURO! Siniestros días de ejercicio de Maduro en la Jefatura de Estado fenomenalmente descritos por Marta Colomina aparecido antes del anuncio publicitario “Hoy la Torta la pone Nicolás” en varios medios. ¿A qué se refiere dicha censura? Más de 5.000 horas sin luz; que 20,3% de los productos de la cesta básica no se consiguen; 58 asesinatos diarios; todo, absolutamente todo, está más caro; inseguridad, protestas por doquier; escasez, inflación, y alto costo de la vida del 25% estos indignantes 100 días. Un hombre versado en la materia, José Curiel, añade que el Gobierno pagará el doble por la nueva autopista Caracas-La Guaira cuya construcción se otorgó a Portugal sin consulta constitucional con otras naciones. José Curiel fue un admirado Ministro de Obras Públicas en el primer Gobierno de Presidente Caldera y cumplió su ejercicio admirablemente, tras digna inspección. José Curiel exhortó al Colegio de Ingenieros y al Colegio de Economistas a pronunciarse ante la decisión oficial no consultada por los organismos a los que compete hacerlo. Sus graves señalamientos fueron enfáticos y requieren, cuando menos, que la misma Marta Colomina los desmenuce en otra crónica que exige la alarmante e inconsulta decisión. Y a propósito de los 100 siniestros días de Maduro referidos por la profesora Colomina, hay cifras espeluznantes en materia criminal, como lo son los SEIS MIL asesinatos citados por el parlamentario Julio Borges en el primer semestre del 2013. En los cien días siniestros a que hace referencia la columnista dominical de El Universal, más que enfrentarse a arremetidas vandálicas con que el hampa está azotando el país, lo que sí sobresalen son los viajes por 16 naciones realizados por el Presidente, hasta dos o tres veces a algunas de ellas, costando, hasta el momento, por sobre los 35 millones de dólares, según cifras reveladas por el legislador Carlos Berrizbeitia. Pero hay Patria, señora Colomina.

¡PINTORESCO! Aficionados amigos me sugieren mi criterio de la expulsión de Miguel Cabrera por haberle discutido al umpire Chad Fairchild un conteo de los strikes. Quieren saber cuál fue la reacción verbal del maracayero. Eso sólo lo saben el chief, Cabrera y el catcher del team contrario. La cumbre del asunto es que había tres hombres embasados. Después apareció el manager Leyland y también fue expulsado pero no entró en detalles. Miguel Cabrera no gesticuló y por eso me parece que el árbitro se precipitó. Cosas comunes en el beisbol.

– ¿MIS MAYORES EMOCIONES BEISBOLÍSTICAS? Lectores permanentes me sugieren un vistazo a lo máximo que he disfrutado del beisbol como relaté días atrás lo experimentado boxísticamente. A vuelo de pájaro por razones de espacio, vienen a mi memoria mi primera Serie Mundial, en 1951, porque me tocó ver el último incogible del Clipper DiMaggio, un tubey a Larry Jansen, de los Gigantes. El cuadrangular eterno de Bobby Thomson, a Ralph Branca, en Polo Grounds, para dejar al Brooklyn en el terreno y ganar el pennant de la Liga Nacional, 5 a 4, con 2 outs en el noveno inning. En el mismo Polo Grounds, en 1954, el fantasmal engarce de Willie Mays al estacazo de Vic Wertz, de espaldas al home, en lo más profundo del piélago inmenso del centerfielder a un lanzamiento de Don Liddle. Lo máximo defensivamente en una Serie Mundial. El Juego Perfecto de Don Larsen, en 1956, en la Serie Mundial contra Brooklyn. El cuadrangular de Bill Mazerowski, en el Forbes Field de Pittsburgh, dejando a los Yanquis en el terreno, 10 a 9, conquistando la Serie Mundial, en 1960. Los Yanquis habían ganado sus 3 juegos por paliza, dos de ellos por 9 ceros de Whitey Ford. En 1961 vi el jonrón de Roger Maris, el 61, rompiéndole la marca a Babe Ruth, último juego de la temporada, a Tracy Stallard, del Boston, ganando ese encuentro 1 a 0. Estaba yo acompañado de Héctor Lyon, el recordado Ballena. Pero lo que más me sedujo, el no hit no run de Allie Reynolds, al Boston, en Yankee Stadium, siendo el último bateador ¡Ted Williams! Éramos 70.000 fans los presentes y Ted Williams sacó un alto flay, entre el home y la inicial, en foul. Reynolds y Berra buscaron desesperadamente la bola. Imagínense el espectáculo al chocar ambos y rodar la esférica de la mascota de Berra, el catcher. Aunque no lo crean, la escena se repitió, esta vez entre el home y el montículo. Ahora, la pelota no cayó en la grama y Berra y Reynolds se fundieron en un colosal abrazo. Ese no hit no run del indio de Oklahoma lo viví con mayor intensidad que el Juego Perfecto de Don Larsen pese a ser éste el único en Serie Mundial.

– ¡ESTAMPAS DE LA ÉPOCA¡ Accidentalmente vi “la televisora de todos los chavistas” y me impactó el jalabolismo del ministro Navarro al inicio de un programa con dos entrevistadores que se referirían al “Comandante Supremo”, siendo el entrevistador quien comenzó el diálogo. El alto funcionario arrancó y me hizo apagar el televisor por su referencia a Chávez, denominándolo ¡Comandante Supremo! No. ¡Comandante Galáctico! fue la lastimosa expresión. El amigo que me acompañaba, ordenó un trago “por esa guindada sideral”. ¿Cuándo cambiará esta Venezuela? ¡AL CÉSAR! Registro con beneplácito el reconocimiento de la Universidad Libre de Colombia, en Cúcuta, del IX Congreso Internacional de Derecho Procesal en homenaje al abogado venezolano Jesús Eduardo Cabrera, sobresaliente jurista, que reunirá numerosas personalidades que serán ponentes de tesis diversas en representación de Brasil, Argentina, Chile, España, Colombia, etc., a ser capitaneado el prestigioso evento por el Dr. Samir Alberto Bonett, figura internacional de la jurisprudencia. Se darán cita en honor a Jesús Eduardo Cabrera en dicho Foro profesionales de reconocida talla como Alvaro Pérez Ragone, Jurdi Nieva Fenoll, Oswaldo Alfredo Gozaini, Rodrigo Rivera Morales, Rigoberto Charry Rivas, Ángela María Buitrago y María Victoria Parra. El Dr. Jesús Eduardo Cabrera será ponente de “La Contaminación de la Prueba”, en el Hotel “Tonchala”, de Cúcuta, mañana y el sábado. ¿LA FOTO DE LA COLUMNA? Aquel súper astro que fue Ted Williams, conceptuado el bateador número uno en los anales de la pelota grande. ¿Cómo olvidar que fue el último que enfrentó a Allie Reynolds en tan dramático cierre de un no hit no run? Nos deleitó con un foul flay. ¡AQUI, ENTRE NOS! Rafael Poleo escribió sobre “La extraña muerte de Chávez” en El Nuevo País esta semana. Comparto en su totalidad la descripción del relato. ¡Se cansa uno!