Despedida del cónsul de Italia

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La acogedora residencia de la cónsul de Italia en Venezuela, Jessica Cuppelini y de su esposo Luca Marfé, abrió sus puertas para recibir a los numerosos amigos del cónsul general de ese país Giovanni Davoli. El motivo especial de la reunión organizada con lujo de detalles, era despedirlo ya que después de cuatro años entre nosotros concluyó sus funciones y ha sido traladado a la repesentación italiana de las Naciones Unidas en Nueva York.

Entre los invitados se encontraban compatriotas de Giovanni Davoli y sus anfitriones, al igual que compañeros de la representación consular, entre los que goza de todo aprecio y simpatías. Ellos le expresaron una vez más los mejores deseos en sus nuevas responsabilidades que le toca iniciar proximamente.

Los brindis no se hicieron esperar y hubo un espacio para las palabras de agradecimiento para con todos los allí reunidos desde tempranas horas.

Durante la grata conversación expresó la nostalgia de marcharse y dejar tan buenas relaciones que cultivó desde su llegada a Caracas.

Poteriormente se repitieron los abrazos y las copas volvieron a levantarse a fin de reiterarle el cariño.

Mención especial para el fino obsequio servido que mereció los más elogiosos comentarios de la concurrencia: Un rico buffet realizado por el conocido chef italiano Fiore Cantalupo y su colega Sergio Rosini destacaba la completa variedad de antipastos, pastas de diversos tipos, roast-beef y al final un delicioso tiramisú acompañado de otras delicias.

Los oferentes, como es su loable característica, dieron muestras de sus gentilezas para con sus agasajados e invitados que se retiraron tarde de la noche muy complacidos.

Anuncios