La Academia reconoce a los mejores

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La Academia Venezolana de Gastronomía cumplió con una nueva edición de sus premios, entregados a quienes han dado relevancia a los diversos aspectos gastronómicos del país.

El acto tuvo lugar en la sede del Club Pomar. Allí se reunieron los integrantes de la junta directiva de la institución para entregar los premios, llevándose el Tenedor de Oro, Sumito Estévez; el Tenedor de Oro al Chef, Helena Ibarra; y el Tenedor de Oro a la Publicación Gastronómica que correspondió al libro Sabores Conversos. Entre envueltos y rellenos, de Beatriz Sánchez de Mizrahi. El Premio Armando Scannone 2012 correspondió a Felicia Santana. En esta oportunidad también recibieron menciones especiales Ron Diplomático, producido por DUSA; Ocarina Castillo y Ernesto González, fundadores de la Cátedra Antropología de los sabores de la UCV y Blanca Royo, fundadora y dueña del Bar Basque, quien falleciera este año dejando un gran vacío en el universo de la restauración venezolana.

Hicieron entrega de los galardones Leopoldo López Gil, Vladimir Viloria, John Zubillaga, Marisabel Willson, Nelson Ramírez, Luis Troconis y Rafael Ernesto López, directivos de la Academia Venezolana de Gastronomía, institución que se ha convertido en impulsora del acervo cultural nacional a través de la promoción de las costumbres gastronómicas del país, rescatando recetas y promocionando productos autóctonos que han corrido el peligro de desaparecer de la dieta del venezolano, al mismo tiempo que reivindica un oficio que sustenta uno de los placeres básicos del hombre, la buena alimentación.

Anuncios