Una espacio para el mueble con historia

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La actividad social de la FIA se concentró en el lounge de Decodibo, ubicado en lugar estratégico. A diferencia de otros espacios creados para este fin, que suelen ser informales y repetitivos, éste se constituyó en  una muestra del arte puesto al servicio del hombre, pues todos los muebles llevaron la firma de Herman Millar, un nombre que no sólo se circunscribe a los espacios de hogares y oficinas, sino que ha llegado a penetrar museos, convirtiéndose en piezas de arte porque sus líneas han trascendido al tiempo y son testimonio de la estética del arte moderno.

Los visitantes, todos amantes de las bellas artes, se ubicaron  en el lounge para continuar hablando de arte,  después de recorrer los diversos espacios del salón Naiguatá del hotel Tamanaco, donde expusieron obras de Francisco Narváez, Pedro Centeno Vallenilla, Pedro Terán, Fernando Botero, caricaturas de Edo, el registro fotográfico de Nelson Garrido sobre Los Diablos Danzantes de Yare, la selección de cinco artistas barbadenses y otros relevantes creadores de las nuevas generaciones.

Los anfitriones del espacio Decodibo fueron Edgar Hernández y Susana Alonso de Hernández, quienes f conversaron sobre las piezas que seleccionaron para este espacio, entre ellas la silla Sayl, la  Eames Plywood, calificada por Time como el mejor diseño del siglo XX, la Eames lounge chair, con toda su trayectoria histórica, solo por citar algunas piezas. También pudo verificarse como sus modelos se van adaptando a los tiempos sin perder su esencia, gracias a la incorporación de nuevos colores y al uso de la tecnología.

Edgar Hernández y Susana Alonso de Hernández son una pareja joven que han querido rescatar una marca con tradición en Venezuela, como lo es Decodibo. Para ellos es fundamental la alianza con arquitectos y diseñadores para que de esta manera se puedan crear espacios para disfrutar. Ellos representan la línea Herman Millar, nombre que ha estado al servicio de la estética y que hoy en día sus creaciones son verdaderos fetiches para los coleccionistas.

De esta manera el habitat formó parte del arte de esta nueva edición de FIA 2013.