Ganador del Jóvenes con FIA es un obsesionado de la impronta

Manuel Eduardo González obtuvo el primer lugar con “Traslaciones”.

12897063_copia.520.360

En Primera aproximación a la impronta, Manuel Eduardo González (La Guaira, 1988) se acerca a las impresiones de diversas partes del cuerpo, además de las huellas dactilares. Como en un territorio, con valles, formaciones rocosas y fallas, el artista explora cual geólogo esos espacios donde además se juega con el color. En Identidad estructurada, la huella dactilar adquiere nuevamente protagonismo y es fragmentada, descompuesta, en una búsqueda que va más allá del concepto de identidad.

Introvisiones es una serie fotográfica de 2010-2011. En la sección Mirada expuesta de El Universal contaba sobre este trabajo: “Introvisiones son capturas del inconsciente, una modificación de la realidad que me permite conectarme con la tan anhelada totalidad y me libera, en parte, de lo representativo”.

Morfologías epigenéticas constituye su regreso a la indagación inicial, que también está presente en Traslaciones, obra con la que acaba de ganar el primer lugar en el Salón SuperCable Jóvenes con FIA.

González egresó el año pasado de la Universidad de las Artes como Licenciado en Artes Plásticas, mención Medios Mixtos. “No me lo esperaba, el jueves fue la rueda de prensa y de verdad que vi obras bien interesantes, así que me tomó por sorpresa”, confiesa el joven, quien estuvo en el cuadro de honor junto a la venezolana María Fernanda Guevara con su serie Fósiles y la argentina Ana Montecucco con su instalación/performance de objetos hechos con papel de hostia titulada Mi versión mejorada.

Traslaciones es un trabajo de geopolítica, que tiene que ver con el territorio, con la división del espacio. Está hecho a través de dos palabras ‘serpiente’ y ‘Venezuela’, que encripté y luego genero códigos que hacen referencia a hechos de la Historia del país”, explica el artista plástico, quien quiere enfatizar cómo el individuo provoca cambios.

En efecto, el artista emprende una reconstrucción ficticia del territorio venezolano como una manera de entender los procesos de transformación que dominan las estructuras universales y particulares.

Así, aparecen códigos que recuerdan fechas claves del siglo XV y XVI, cuando se generaron nuevas Constituciones o el 13 de abril de 2002. ¿Qué tuvo que ver el individuo con ese hecho? El creador responde que la instalación tiene que ver no solamente con momentos generados por el individuo sino con “momentos claves que nos cambian la manera de entender el entorno”.

A González le interesan las video-instalaciones, la gráfica digital, la genética abordada a través de la geología, “me interesa el tema de la impronta”, señala, quien participó en este salón invitado por el curador Emilio Narciso.

El varguense siente que si no hay un movimiento artístico a su alrededor, al menos pasan cosas, “hay mucho trabajo gráfico que relaciona al espectador con las comunidades, lo vi en la Velada de Santa Lucía”. En efecto, el artista estuvo en tres ocasiones en el evento zuliano, incluyendo la última edición.

Manuel Eduardo González cree que sí hay espacios para los jóvenes talentos pero no los suficientes. ¿De qué dependería que existan más? “De una mejor gestión, de aprovechar mejor los espacios que están y de generar nuevas ideas e impulsos”, opina. Hay más información del artista en su blog: http://manueleduardogonzalez.blogspot.com.

El XVI Salón SuperCable Jóvenes con FIA, La práctica de la ficción, permanecerá abierto al público hasta el próximo 4 de agosto, en el Centro Cultural Corp Banca de La Castellana, donde ofrecerá una vez más al público la oportunidad de apreciar una muestra del arte emergente de nuestro país. El horario de exposición es de martes a domingo, entre 11:00 am y 5:00 pm. Entrada libre.