45 años sembrando esperanza

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El templo Nacional San Juan Bosco vivió uno de sus momentos más emotivos, la celebración de los 45 años de la Asociación Damas Salesianas, organización que ha sembrado la esperanza en todo el territorio nacional a través de la educación de niños y jóvenes, la capacitación para el trabajo y la atención de la salud.

Fundada por el sacerdote Miguel González, se ha convertido en ejemplo de acción social y para 23 países. Ya lo señaló en las palabras que envió desde Roma Pascual Chávez, rector mayor de los salesianos: “El carisma y la acción apostólica de las Damas Salesiana ha venido a enriquecer a la familia salesiana, pues representa una presencia laica y profesional, que encuentra en Don Bosco y en su patrimonio pedagógico y espiritual su inspiración y su energía más profunda”.

La eucaristía, concelebrada por el cardenal Jorge Urosa Savino y el padre Miguel, contó con la participación de la Coral Fundación Empresas Polar, que interpretó la Misa Criolla de Ariel Ramírez, dirigida por María Guinand.

Durante la liturgia un grupo pronunció las promesas de las Damas Salesianas y posteriormente se celebró un acto donde se condecoró al padre Miguel con el Gran Cordón de la Orden José Solano y Bote. En su agradecimiento el sacerdote recordó las palabras de Juan Pablo II sobre la materialización de los sueños. El encuentro lo cerró un brunch preparado por las integrantes de la ADS.

Anuncios