El aplaudido menú de Humberto

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Para los amantes de la carne la degustación vegetariana que ofreció el Club Pomar fue toda una agradable sorpresa, mientras que los no consumidores de productos de origen animal aplaudieron la iniciativa que demostró la calidad y variedad de los sabores ofrecidos por la tierra, además de ratificar que no son aburridos.

Los comensales se reunieron en la sede del Club Pomar que se encuentra en Los Cortijos de Lourdes. Para la bienvenida se ofreció una copa de champaña Pomar Brut Nature y posteriormente se pasó a las mesas decoradas con pequeñas plantas.

En encargado de la elaboración de los platos fue el chef Humberto Arrieti, quien sorprendió por la originalidad de los abrebocas donde destacó el ceviche de vegetales. Como suele ser en Pomar, en cada plato se resaltaron los productos nacionales. Bajo esos principios, Humberto hizo brillar el queso quiboreño y la acema del Tocuyo. En cuanto a los vinos, el Terracota blanco 2012 acompañó la causa sanareña y la sopa de cebolla y queso quiboreña. El Pomar Syrah armonizó con el curry de espinacas, berenjenas, calabacín y mango verde con arroz basmati. Para el postre se reservó la Pomar demisec, pareja perfecta de las fresas en texturas con galleta de acema tocuyana y sorbete de guanábana. La degustación de los vinos estuvo a cargo de José Gregorio Cortez, quien con humor y exactitud describió sabores y buquet.

Una vez más los presentes sintieron el orgullo de ser venezolanos gracias a una empresa que pone lo mejor de si en cada actividad. Para Polar hubo reconocimiento, brindis y aplausos.

Anuncios