OMAR LARES

12767757_copia.jpg.520.360.thumb

¿OTRA CUBA DE LOS AÑOS 60? Una habanera exiliada en nuestro país desde que olfateó el maldito comunismo de Fidel Castro decíame poco antes de fallecer Chávez que lo que ya se vive en Venezuela era una réplica de lo que se padeció en Cuba al bajar los barbudos de la Sierra Maestra. La amiga de marras enfatizaba que el panorama en puertas, no muy lejano, será exactamente lo que sucede hoy en el Mar de la Felicidad bajo la égida del monstruoso terror de medio siglo antillano. Curiosamente el prestigioso The Economist, conceptuado el medio perfecto para medir los acontecimientos por venir a nivel universal prácticamente hizo un tratado la semana antepasada del desastre que se le viene encima a Venezuela inspirándose en el tibio viaje de Nicolás Maduro a 3 naciones sudamericanas con el estricto propósito de lavar su rostro de ilegitimidad ya palpada y admitida en los lugares detectados. Los factores a vencer por la administración heredada de Chávez son prácticamente imbatibles dadas las tétricas circunstancias por las que atraviesa la Venezuela azotada por la inseguridad personal, la atosigante escasez, y una corrupción indomable y la más indetenible inflación que en el área regional se conozca. Son elementos incontrarrestables según se desprende del análisis de The Economist, los cuales cobran mayor vigencia a días apenas de aquel magro pronunciamiento. Maduro ha creído que insultando a Obama por no reconocerlo aún la Casa Blanca tiene el asunto resuelto internamente en la creencia del falaz proyecto socialista con capacidad para resolverlo todo. El pueblo venezolano ya distingue lo que es demagogia y efectos publicitarios como recursos para apaciguar los ánimos cuando en cuestión de meses la inseguridad personal siga campante en armonía con la ausencia de productos alimenticios y la inflación se torne más fantasmagórica aún. A todas esas para Estados Unidos seguirá la venta de gasolina en mayor escala, será el Tío Sam el seguro proveedor de divisas y la comida también será suministrada alarmantemente ante el inesperado anuncio del 20% de aumento de la leche, el pollo, el queso y la carne de res. En vez de utilizar tan exageradamente la televisión como lo practicó Chávez hasta la saciedad, a Maduro le convendría más para beneficio de su proyección, ocuparse del deterioro galopante, político y financiero del dramático instante por el que su país atraviesa. Más práctico le sería al novel Presidente investigar, por ejemplo, el por qué Sidor duplicó sus pérdidas en 2012 dos veces más. El fiasco neto del ejercicio fue de 3.162 millones de bolívares el año pasado. Eso es lo que requiere la Venezuela financieramente tambaleante que Chávez entregó al inexperto discípulo. Y ponerle coto al asalto gerencial que ha hecho del país de Simón Bolívar ¡y de los chavistas! el abanderado de la corrupción en Latinoamérica. Más sombrío no puede ser el horizonte previsto por The Economist para la región petrolera de las mayores reservas del oro negro mundialmente. Inseguridad, escasez, corrupción y la satánica tasa inflacionaria. Apenas eso, míster inmaduro.

MADRID rindió un merecidísimo reconocimiento a Luis Miguel Dominguín al develar una imponente estatua en la Monumental de Las Ventas a uno de los lidiadores más profundos que haya conocido la Fiesta Brava. Fue exitoso el documental que transmitió Tendido Cero, la audición taurina más popular de la televisión hispana. Por verla a altas horas nocturnas no logré divisar si el bronce está diseñado con el torero proclamándose ¡El ´Número Uno! como tantas veces lo ensayara castizamente. Pero era hora, ya, de que la ciudad que lo vio nacer le respondiera con el noble gesto. Luis Miguel ha sido de los diez toreros más publicitados de todos los tiempos. No sólo como diestro, como también por ser algo especial por su familiaridad con ilustres personajes de las artes, literatura, el canto, la pintura y oficios profesionales de toda índole. No olvidaré cuando lo fuimos a entrevistar en Maiquetía, rumbo a Lima, donde torearía por el Cristo Señor de los Milagros. El avión hizo escala en Maiquetía durante dos horas y lo aprovechamos periodísticamente Pepe Cabello y yo. Algo muy propio de la vanidad de Dominguín fue encendernos un cigarrillo. “Prende el tabaco, majo, que este yesquero me lo acaba de regalar Pablo”. Se refería a ¡Picasso!, su amigo, quien se lo entregó personalmente una semana antes en Nimes. Luis Miguel fue la figura del toreo más publicitada de su época, desde el percance mortal de Manolete en Linares. Y en lo referente a mujeres ninguno compitió con él. Un banquete de tauromaquia fue el “Tendido Cero” que también evocó la muerte de Domingo Ortega, hace 25 años. Imágenes de su alternativa y trozos invalorables de faenas donde el supremo temple fueron una delicia. Domingo Ortega, antes que Luis Miguel, fue el torero que lidió, por decirlo pintorescamente, con los ilustres caballeros de las letras de su tiempo, habiendo sido íntimo de Don Ortega y Gasset. La última vez que vistió de luces fue en 1954 y lo hizo, como textualmente expresara “con la cabeza y el corazón”. En septiembre, si Dios quiere, yo lo intentaré. Cuando lo entrevisté para “Sprit” en su apartamento de la calle Darro, complació al fotógrafo, haciendo la señal del Número Uno. No aguantó las ganas, diciéndonos: “Sepan una cosa, que mis cornadas tuvieron nombre de mujer”.

¡EN TODAS PARTES SE CUECEN HABAS! ¿Leen los cables procedentes del exterior? Empresas de ¡Bolivia! calificaron esta semana a Venezuela de mal pagador. Los exportadores indígenas tienen que esperar 6 meses para que los negociadores de Venezuela les cancelen el dinero que les deben. Tienen 3 meses de paralización porque los comerciantes compatriotas no se bajan de la mula. Venezuela les adeuda una compra de 300.000 prendas de vestir. ¡A Bolivia! Zoilamérica Ortega Murillo, hijastra del Presidente nicaragüense Daniel Ortega, volvió a quejarse de persecución del gobierno. En 1998 acusó a su padrastro, el Jefe de Estado, por agresiones físicas y psicológicas, incluyendo abusos y violación sexual. Y un tercer cable revela datos de corrupción y lavado de dinero de Lázaro Báez, el íntimo amigo del desaparecido Ernesto Kirchner y su esposa, la Presidenta argentina. Clarín, el periódico más popular del país, dijo que el volumen de la plata era “enorme”. ¿CÓMO LO VEN? Cómo será de mediocre esta pelota de grandes ligas, que Alex Rodríguez, Derek Jeter, Mark Texeira y Curtis Granderson, las 4 estrellas del elenco yanqui, están lesionadas y no han jugado esta temporada. Y el equipo está peleando el liderato. ¡Se cansa uno!