Galería Espacios Libres

Imagen
Esencias del Alma congrega artistas plásticosEsencias del Alma reúne las inquietudes expresadas en arte de cuatro artista que
decidieron exponer en la Galería Espacios Libres sus mejores obras, aunque con
distintas tendencias, pero siempre reflejando las emociones en un trazo que podríamos definir de impecable, cotidiano y libre.
Otras  actividades realizarán estos entusiastas de la plástica durante las tres semanas que durará la muestra, como el conversatorio versado en las experiencias y técnicas transmitibles a ese público ávido de conocimiento artístico. También pintarán ante la concurrencia durante los dos últimos fines de semana.
La inauguración de la muestra es el domingo 19 de mayo a las 11 a.m. Es aquí, en este cálido espacio de El Hatillo donde se conjugarán pintura y escultura, ya que la artista
plástica Maura Medina pinta y esculpe, por ahora troncos de árboles que consigue en las calles caraqueñas y alguna vez una piedra encontrada en los lados falconianos.
Medina al igual que sus compañeros es de  profesión científica. “La ingeniería me abrió el ingenio para crear arte, puedo inspirarme con cualquier cosa, desde una silla vieja hasta con los escombros de mis obras con los cuales he construido plazas ecológicas”.Es el caso también de la odontóloga Lidia Rodríguez que se considera una artista hasta ejerciendo su profesión ya que maneja estética, anatomía, armonía de colores pasando por tonos blancos, amarillos, grises y marrones aunque a la hora de plasmar un lienzo se siente libre para usar el color, “manejo matices de acuerdo al objeto que estoy
pintando”.En la actualidad se siente apasionada por el acrílico, aunque tiene el dominio de muchas técnicas que algunas veces aplica simultáneamente. El trabajo de Lidia pudiéramos
decir que parte de la propia emoción de su alma, en un despliegue de sentimientos que se materializa en creaciones que van más allá de algunas normas académicas y esta
particularidad permite apreciar, en cada pincelada, la expresión verdadera de la artista.
Otro de los participantes en la exposición es Simón Oliveira quien dejó de ser
contabilista para dedicarse de lleno a la pintura. De los cuarenta años que ha ofrecido su arte la mitad la ha consagrado a la enseñanza y, aunque opina que todavía no ha
terminado de aprender son los niños de quien adquiere más conocimientos, aunque
sus comienzos fueron muy influenciados por César Rengifo y Gabriel Bracho, pero se
considera autodidacta.Desde el 2006 hasta el 2008 presenta un todo dividido por secciones, donde con gran maestría se mezclan bodegones y figuras, flores y animales entrecruzados por líneas y franjas de colores, cuya unificación de estos se logra por un fondo que a veces semejan paisajes. En sus últimos trabajos regresa a los bodegones como tema único, pero esta vez bajo una luz indirecta y mostrándonos cierto hiperrealismo pictórico.
Por su parte la cubista Roraima Alfonso, se inspira en su profesión de ingeniero para
plasmar la geometría de las estructuras agregándoles mucho colorido e iluminación.
Cuatro tendencias se unen para ofrecer una interesante muestra en el cálido pueblo de El Hatillo.

Anuncios