Esa computadora vieja sí sirve

La vida útil de un computador es de cinco años dependiendo del uso

12764926_copia.jpg.520.360.thumb

Tirada en una esquina de la casa se encuentra esa computadora vieja y lenta que ya nadie quiere usar. Se tranca frecuentemente, tiene la memoria a rebosar y no acepta la mayoría de los nuevos programas. ¡Pero espere! Eso no quiere decir que no tenga una última utilidad.

Una computadora de estreno con procesador dual-core no significa deshacerse del otro computador. Se le puede sacar provecho si las partes tienen vida útil todavía.

Antes que nada, hágale mantenimiento periódicamente. Borre todos esos archivos que están ocupando espacio innecesariamente. Utilice los servidores de almacenamiento en la nube, desinstale los programas que no utiliza y haga rendir la memoria, recomienda Alexander Neda, programador informático.

Pero si hacerle mantenimiento a ese aparato se torna complicado, siempre se puede apelar a la creatividad.

La solución que ofrece Ciro Durán para sacarle punta a esa anticuada máquina -como una con velocidades menores a 500 megahertz que se utilizaban hace más de dos décadas- es utilizarla como un centro de datos.

La vida útil de una PC personal es de alrededor de cinco años -a veces más o a veces menos dependiendo de los cuidados y el uso-, afirma asegura Durán. Pasado el tiempo, se torna obsoleta.

Pero con el tratamiento adecuado se puede transformar en un espacio para guardar archivos viejos como documentos, fotos y videos. Los juegos ocupan mucho espacio y, si la memora del computador es suficiente, se convertiría en el centro de entretenimiento ideal de los pequeños de la casa.

Incluso puede convertirse en un servidor de conexión de red entre varias computadoras en un mismo espacio. Para ello no se requiere de una computadora potente y con ello todos los dispositivos personales de una casa u oficina estarían conectados, afirma Neda.

La mayoría de las computadoras tienen características de red incorporada, por lo que no se necesitan de programas adicionales para crear una red de área local. Se pueden guardar los archivos en una computadora y acceder a ellos desde otra computadora conectada a la misma red.

Pero si el fin es deshacerse de la computadora a como dé lugar -ya sea porque ocupa espacio o porque no hay provecho alguno que sacarle- hay varias organizaciones y empresas que estarían interesados en obtenerlas.

La organización Ecoclick Venezuela se encarga de reciclar y vender a varias empresas aquel material electrónico que la gente está dispuesta a deshacerse.

Una de estas empresas es KB de Venezuela. Su gerente general, Harrison Mozo, asegura que 90% de las computadoras que le llega son aptas para el reciclaje.

“65% de las computadoras está conformada por hierro. Vendemos esas partes a otras empresas para que le saquen provecho, por ejemplo, en la industria de la construcción”, explica Mozo.

Lo que hacen es que desarman el equipo y van clasificando sus partes en distintas categorías: plástico, hierro y cobre.

“Así evitamos que la computadora termine en un botadero donde perjudicará al ambiente”, afirma el vocero.

Anuncios