Holanda celebra su nuevo rey

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El embajador de los Países Bajos Hans van Vloten Dissevelt y señora Ellen van Vloten Dissevelt ofrecieron una recepción en su residencia del Country Club con motivo de la ascensión al trono de Guillermo Alejandro, el nuevo rey de Holanda y de su esposa Máxima, la nueva soberana de la casa Orange-Nassau. La investidura del monarca se hizo luego de la abdicación de su señora madre, la reina Beatriz, quien después de 33 años en el trono, vuelve a ser princesa.

Asistieron representantes de los diferentes sectores capitalinos y la bienvenida cordial estuvo a cargo de los esposos van Vloten Dissevelt.

Holanda, uno de los países más bellos de Europa de una extensión territorial ingeniosamente trabajada en parcelas sobre el mar, es conocida por el colorido de sus tulipanes, la exquisitez de sus quesos y chocolates y por sus famosos talladores de diamantes.

La interpretación de los himnos nacionales, seguidos de las breves palabras pronunciadas por el anfitrión, marcó el acto protocolar. Los invitados degustaron de un fino obsequio dentro del ambiente de calidez deseado.