Este domingo…

caracas-teresacarreno

Este domingo en el Ateneo de Caracas
LA ULTIMA CENA DE DA VINCI VISTA POR 13 CREADORES
Se trata de Tiempo de Arte, instalación colectiva con motivo del Día Mundial del Arte, en la que Jesús y sus Apóstoles son interpretados a partir de la silla que cada uno ocupó en la célebre pintura.
El Ateneo de Caracas invita este domingo 5 de mayo a Tiempo de Arte, un evento plástico muy especial, con el que un grupo de reconocidos artistas venezolanos se suma creativamente a la celebración del Día Mundial del Arte, que desde hace dos años viene realizándose cada 15 de abril, fecha natalicia del genio Leonardo Da Vinci.
La idea de esta conmemoración surge como una propuesta del Comité Nacional de Turquía en la XVII Asamblea Mundial y Congreso de la Asociación Internacional de Artes Plásticas, AIA P, celebrada en Guadalajara, México, en 2011.
Pero no era solamente recordar el nacimiento del genial artista italiano, sino también resaltar la importancia del valor del arte como expresión del espíritu creador del hombre en procura de la paz mundial, la libertad de expresión, la tolerancia, la fraternidad y el dialogo multicultural y multidisciplinario.
Con este motivo, en Venezuela un grupo de artistas se reunió en Tiempo de Arte, que empieza el 15 de abril y se prolonga hasta el 10 de mayo, aniversario de Armando Reverón y Día Nacional del Artista Plástico entre nosotros.
El tema propuesto para esta ocasión por la vitralista Raiza Carreño fue la interpretación de una de las más grandes obras de Da Vinci, “La última cena”, acto de encuentro entre los discípulos, quienes esa noche, a pesar de sus diferencias, se reúnen a compartir la última cena con Jesús.
La muestra fue organizada por Carreño, junto a los artistas Pedro León Carrillo, Leonel Durán, José Campos Biscardi, Edgar (Cachy) Quintana, Pablo León y la periodista Yohana Silvera, en torno a uno de los ritos más practicados por el ser humano: el compartir la mesa con los seres con los que se identifica.
“En un país como el nuestro –afirma Carreño-, marcado hoy por las divisiones, este grupo de artistas, a pesar de nuestras diferencias conceptuales y estéticas, decidimos dar un ejemplo de encuentros y diálogos tan necesarios en estos tiempos”.
En ella, vemos cómo cada creador involucra su lenguaje en la interpretación de cada uno de los apóstoles, interviniendo 13 sillas de madera recicladas, en variadas técnicas y cpm plena libertad creativa.
A Julio Pacheco Rivas le correspondió Bartolomé, a quien Jesús resucitado se habría aparecido en el mar; Santiago el Menor fue visto por José Campos Biscardi. Andrés, el primero llamado por Jesús, estuvo a cargo de Leonel Durán y Onofre Frías representa a Judas Iscariote, el que entregó a Jesús.
Pedro León Carrilo trabajó a Pedro, el que esa noche lo negó tres veces, y Juan, uno de los discípulos más destacado, fue interpretado por Beatriz Peñín. Tomás el incrédulo, por Jenny Murray y Felipe, el quinto apóstol, por Felipe Herrera. A Raiza Carreño correspondió Mateo, el evangelista; a Daniel Suárez, Judas Tadeo; A Amarilis Hannot Santiago el Menor, y a Jesús Alexis Bello, Simón el cananista. Por último, Pájaro es el encargado de la imagen de Jesús, figura central del cuadro de Da Vinci.
La invitación para apreciar el resultado de esta original propuesta artística es el domingo 5 de mayo, a las 11 am, en los espacios expositivos del Ateneo de Caracas, Av. La Salle, Qta. La Colina, Colinas de Los Caobos, diagonal a Venevisión.
Hay estacionamiento, Terraza-café y vigilancia privada.