Mediación de la OEA en Venezuela tiene que ser neutral

12714256_copia.jpg.520.360.thumb

Cochez afirma que Insulza promueve una mediación con amigos de Chávez

“La Organización de los Estados Americanos tiene el personal competente y la experiencia para poder realizar la auditoria que está solicitando la oposición en Venezuela, pero falta que el Gobierno lo acepte y de esta manera se pueda resolver la situación de incertidumbre que vive ese país”, así lo declaró el exembajador de Panamá ante la OEA, Guillermo Cochez.

El exembajador Cochez afirmó que durante la reunión de países del Caribe que se realizó en Haití, y que finalizó el pasado jueves, se manejabaentre los asistentes que “la solución pacífica que tiene Venezuela es que se reconozca el legítimo triunfo de Henrique Capriles, luego de que concluya la auditoría que el Consejo Nacional Electoral se niega a realizar”.

Mediación extranjera

Para el diplomático centroamericano lo que la OEA y todos sus miembros deben hacer es “exigir al gobierno venezolano que cumpla su palabra de realizar la auditoría prometida para corregir todas las irregularidades cometidas en ese proceso electoral que concluye con el ilegítimo triunfo de Nicolás Maduro”, aseguró Cochez.

Pero, advierte el exembajador que “hay que tener cuidado con los movimientos que pretende hacer el Secretario General de la OEA, José Miguel Insulza, ya que está promoviendo que encabece esa comisión mediadora Martín Torrijos, expresidente de Panamá, que todos saben es proclive al proceso iniciado por Hugo Chávez”.

Hay que recordar que Torrijos asistió como observador a las elecciones del 14 de abril invitado por el Centro Carter, y “ha guardado silencio sobre todas las irregularidades que allí se dieron”, resaltó el diplomático.

“Para quienes seguimos los asuntos de Venezuela fue Martín Torrijos (hecho denunciado en libro “La Presa del Comandante” de Francisco Olivares) quien ilicítamente accedió a la entrega de Gustavo Arraiz a Chávez, violando todas las convenciones internacionales sobre el derecho de asilo y los derechos de los deportados.

Legitimidad en caída

“La legitimidad de un gobierno tiene que cumplir con todos los visos de transparencia, no puede haber ninguna duda sobre un proceso electoral pues a la larga va diezmando ese gobierno y crea un ambiente negativo a nivel internacional”, indicó Cochez.

A su vez recalcó el exembajador los mediadores no pueden inclinarse hacia ninguno de los bandos.

Anuncios