Claves para almacenar el vino

almacenar vino art 1

El vino debe guardarse en un área enfriada y humedad controlada. Un buen almacenamiento no sólo puede proteger sus vinos finos del deterioro prematuro, sino que le dará el valor de añejar los vinos jóvenes que lo necesitan.

Sin el almacenamiento apropiado, el buen vino, o bien se consume mucho antes de alcanzar su mejor época (lo que se conoce en los círculos de vino como infanticidio), o se malogra en algún clóset, garaje o sótano caliente.

Una buena área de guardado debe ser:

– La temperatura ideal debe ser fresca y oscilar entre los 12º C y 16º C

– La temperatura debe ser constante. Los cambios pronunciados de temperatura desmejoran el vino.

– El área debe ser húmeda, con un 95%. De ser mayor a este porcentaje se formaría moho. Para esto, se aconseja adquirir un higrómetro, instrumento que mide la humedad.

– El área debe ser libre de vibraciones que pasen a través del vino. Tráfico pesado y motores que encienden y apagan como los de las neveras, lavadoras, secadoras. Todos son perjudiciales para el vino.

– Debe estar libre de luz, especialmente luz directa del sol.

– Estar libre de olores químicos, como pinturas, disolventes, etc.

– Evitar los refrigeradores para almacenar vino. Es dañina la vibración del motor y la temperatura excesivamente baja que opacará y adelgazará los sabores del vino.

– Las cajas de cartón no son recomendables para guardar vino. Los químicos que se usan para su manufactura a la larga, dañan el vino.

– Las cajas de madera son útiles para guardar el vino, porque éste permanece oscuro y la temperatura cambia muy lentamente.

Anuncios