Neruda, sus poemas y la gastronomía

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La Academia de Sommeliers de Venezuela diseñó una velada donde la gastronomía compartió protagonismo con la poesía, razón por la cual se bautizó como “Legendarias pasiones”.

La creadora del concepto fue la sommelier Ingrid Robles, encargada de elaborar el menú y proponer una selección de vinos que se ensamblaron en un ambiente donde la música romántica sirvió de fondo a los poemas de Pablo Neruda.

Las mesas se iluminaron con velas y dieron la bienvenida a los comensales que hicieron su primer brindis con el cava Freixenet.

En el rol de coanfitriones estuvieron Dayana Medina y Leo D’Adazzio, directivos de la Academia de Sommeliers de Venezuela, que recientemente graduó a otro grupo de interesados en el mundo del vino. Algunos de ellos se sumarán a la lista de profesionales que prestarán sus servicios en empresas dedicadas a la enogastronomía, otros, simplemente, podrán disfrutar de una manera más consciente cada copa de vino que compartirán con amigos, como se hizo esa noche.

La cena se inició con una serie de abrebocas, seguidos de una entrada, un plato intermedio y el principal. Cerró el postre, que tuvo entre sus ingredientes el chocolate y el ron venezolanos.