Sucede en el palacio de los Grimaldi

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Los niños de Carolina de Hannover ya son adultos y sus actuación ante la vida, por lo liberal, se asemeja más al modus vivendi de la gente de Hollywood que a la regulada disciplina que imponen las familias reales, de allí que algunos especialistas en esta materia califiquen a los Grimaldi de advenedizos. Esto no ha mellado la simpatía que la gente siente por ellos y continúan protagonizando portadas.

En este año Andrea Casiraghi, el hijo mayor de Carolina, y Tatiana Santo Domingo, plebeya como él y multimillonaria, estarán de moda. Primero por convertirse en padres y luego, por la boda, cuya fecha no han anunciado aún. Sus vidas están marcadas por la popularidad y un buen número de ceros en sus chequeras.

Excesos y millones

Andrea Albert Pierre Casiraghi Grimaldi es el nombre completo del hijo primogénito de Carolina Grimaldi y el italiano Stefano Casiraghi, nació hace 29 años y ha sabido explotar el look latino heredado de su padre.

Como estudiante no se ubicó en los primeros lugares pero no falta a una cita veraniega en Saint-Tropez y conoce a profundidad los placeres que depara Ibiza en esa temporada.

Creció en París, donde se graduó de bachiller, luego se mudó a Canadá, allí ingresó a la Universidad McGill para obtener la licenciatura en Arte y Política. Estos cambios de residencia lo han convertido en una especie de trotamundos. Fumador y aficionado al buen trago ocupa el primer lugar en la línea de sucesión, hasta que nazca el primogénito de Alberto y Charlene, quienes parecen no decidirse a dar el paso hacia la paternidad.

Hace 7 años conoció, por intermedio de su hermana Carolina, a Tatiana Santo Domingo, quien estudiaba con ella en el exclusivo colegio Jeanne d’Arc, cercano a París, ciudad donde creció. La futura señora Casiraghi, quien sólo ha ido a Colombia de vacaciones, nació en Nueva York hace 29 años y es hija de uno de los colombianos más ricos, Julio Mario Santo Domingo Braga; y Vera Rechulski, socialité paolista, aunque ahora reside en Río de Janeiro. Sus estudios también la llevaron a Ginebra y luego a Londres donde ingresó en la universidad.

Interesada en la moda, sin que esto signifique que acierte siempre en su indumentaria, desarrolla su actividad comercial en ese sector al crear con su amiga Dana Alikhani Muzungu Sister, una tienda on line que mercadea ropa artesanal proveniente de diversos países, por lo que ella proclama trabajar por el mercado justo. Su aspecto algo desgarbado no le impidió que Vanity Fair la designara la mujer más elegante, fundamentándose en que “sabe combinar las joyas y prendas de diseño vintage”.

Su suegra Carolina, mujer calculadora y quien trabaja a la sombra por sus propios intereses, describió a Tatiana con estas palabras: “Es bella y rica”.

Con este bebé llega a palacio un nuevo miembro que no se apellida Grimaldi y quien podría ocupar el trono.