De la pasarela a una sala de exposiciones

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Paulo Castro-Pasarela-Ángel Sánchez, ese fue el nombre de la exposición que se presentó durante dos semanas en Espacio Capuy, que reunió el conjunto de piezas pictóricas-escultóricas creadas por Paulo Castro para la pasarela que celebró en Caracas por los 25 años de Ángel Sánchez en el mundo del diseño de moda.

Las curaduría y museografía de la muestra fue responsabilidad del crítico Miguel Miguel. En esta presentación participaron Capuy y Acción Solidaria, organización que preside Feliciano Reyna Ganteaume y que fue la beneficiaria del desfile.

Lo que constituyó un todo, vivió un proceso de desconstrucción para presentarse como 10 piezas u obras independientes desplegadas en la sala de Chacaito. De esta manera, un backing, que en la mayoría de los desfiles pasa a ser una pieza efímera, se transformó en obra de arte trascendental, llamada a engalanar un espacio público o privado y así sumarse al patrimonio estético de una familia o una organización.

Con este proyecto se confirma la simbiosis eterna entre el arte y la moda, que supera las tendencias que van y vienen para transformarse en parte espiritual del ser humano y de la sociedad.

Esa mañana se tuvo una nueva oportunidad para acercarse al trabajo de Acción Solidaria, cuya labor va más allá de la recaudación de fondos para cubrir el tratamiento de personas con VIH/sida, pues involucra la defensa de sus derechos, asistencia legal, promover políticas públicas capaces de generar cambios y la prevención.

Paulo Castro y Ángel Sánchez vivieron otro momento de éxito en esa oportunidad.

About these ads